Ergofobia

Porque trabajar da miedo

Salmo 129

Estaba un sacerdote manejando hacia su parroquia y en la carretera se encuentra con una monja conocida, para y le dice: “Madre, suba que la llevo al convento”. La monja sube y se sienta en el asiento del copiloto, hace un cruce de piernas y el habito se le abre un poquito y se le ve la pierna. El padre se le queda mirando y sigue manejando, al rato le toca la pierna y la monja le dice: “Padre acuerdese del Salmo 129”. El Padre le pide disculpas y sigue manejando. Al rato otra vez le toca la pierna y la monja le dice: “Padre, acuerdese del Salmo 129”. El Padre se excusa diciendo: “Perdoneme Hermana, pero usted sabe, la carne es debil”. Despues de un rato la monja se baja y el Padre llega a su parroquia. Va rapidamente a buscar en la Biblia, el Salmo 129. Encuentra el Salmo que dice… “Seguid buscando y allá arriba encontrareis la Gloria…”

MORALEJA para los HOMBRES: ¡Entiendan de una vez por todas que las mujeres jamás les van a decir que SI directamente!

MORALEJA para las MUJERES: Si NO se quieren quedar con las ganas… ¡¡¡HABLEN CLARO!!!

Anuncios

04-02-2007 - Posted by | Chiste

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: